La publicidad digital está a punto de superar a la televisiva

, , , , ,

El crecimiento de campañas en páginas web, redes sociales y buscadores aumentará hasta sobrepasar los anuncios tradicionales de televisión.

Según los expertos, está previsto que en 2020 la publicidad digital supere a la convencional de televisión.

Un claro ejemplo de que los tiempos en el mundo de la comunicación están cambiando, sobre todo desde la implantación global de internet a nivel usuario y el crecimiento imparable de la influencia de buscadores o redes sociales.

Esta tendencia es positiva en el sentido de que todo aumento en consumo publicitario, ya sea digital o convencional, es bueno para el crecimiento de la industria.

La parte negativa llega con el hecho de que más de la mitad de la inversión para los años venideros se centrará en los buscadores, un área en la que Google es dueño y señor, poseyendo prácticamente el monopolio de las búsquedas en internet, un apartado imprescindible para todo aquel que quiera tener visibilidad en la red.

Youtube como negocio es una realidad

Por otro lado están las redes sociales,cada vez son más los usuarios que prefieren el consumo de vídeos a la carta en el tiempo que ellos deseen que no depender de una parrilla televisiva rígida y poco atractiva para según qué edades o gustos.

Así ha crecido el fenómeno youtuber, sobre una base de inversión publicitaria enorme cuya tendencia es inevitablemente creciente.

El resto de redes como Facebook, Twitter o Instagram también ofrecen la posibilidad de invertir para obtener más visibilidad y, en consecuencia, más seguidores y likes por publicación.

la publicidad digital se está concentrando en nichos cada vez más reducidos

Un claro ejemplo de que donde la efectividad, sin embargo, es mayor.

Loteria Navidad

Todo esto no significa que cuando llegue 2020 será el fin de anuncios como el de la Lotería de Navidad o el del primer spot de año nuevo, el más caro del año, pero estaremos atentos a qué nos depara el mercado de la publicidad en años venideros, puesto que nosotros, como potenciales usuarios, tendremos todavía mucho que decir.

El ocaso de las cámaras compactas

, , , ,

El avance constante de los teléfonos móviles las relega a un segundo plano

cA?mara compacta

La telefonía copa una gran parte de la actividad de la industria tecnológica. Pasan, no ya los años, sino los meses y los avances se suceden sin descanso. A su vez, en pocos años hemos pasado de la tendencia al uso de teléfonos minúsculos o con tapa, a la utilización de aparatos de un tamaño considerable cuya pantalla nos facilita su manejabilidad y nos permite la utilización de multitud de herramientas para la vida diaria. Entre ellas, claro está, la cámara.

Las redes sociales han influido notablemente en la mejora de las cámaras de los dispositivos móviles. Sin ellas, no había necesidad de tomar imágenes de nuestra vida a diario. Sin la necesidad de compartirlo en nuestros perfiles sociales, no nos hacía falta tener una cámara de fotos en el bolsillo. Por eso acudíamos a las cámaras digitales compactas. Eran útiles para reuniones familiares y viajes, y el resto del tiempo permanecían guardadas en el cajón esperando el siguiente evento.

Con la consolidación de Facebook y, más recientemente, Instagram, y la necesidad de compartir nuestras vivencias, los teléfonos móviles empezaron a orientarse hacia esta tendencia proporcionándonos cada vez dispositivos más grandes, con mejor resolución y con cámaras cada vez más avanzadas. Así, con el paso del tiempo, la tendencia se ha impuesto hasta abocar a las cámaras compactas digitales al ostracismo.

Con el 5G a la vuelta de la esquina, el internet de las cosas y la interconectividad de todos los aparatos electrónicos del hogar, parece evidente que la telefonía seguirá evolucionando sin frenos. Con ella, sus objetivos fotográficos, que pronto alcanzarán cotas insospechadas de calidad. Mientras, nuestras cámaras compactas digitales quedarán enterradas bajo el polvo en nuestros cajones.

¿Lo importante es poder hablar?

, , , , ,

¿LO IMPORTANTE ES PODER HABLAR?

¿Lo importante es poder hablar? era el eslogan de una operadora de telefonía móvil hace algunos años. Era un buen reclamo en un momento en el que ofrecer buena cobertura era el gran caballo de batalla de las telefónicas. E hizo fortuna.

Pero la frase en sí misma es falsa.

Yo puedo hablar con un polaco muchas horas, pero si yo no entiendo el polaco y él no tiene ni papa de mi idioma, vamos mal.

También he estado en reuniones de comunidad de vecinos donde todos hemos hablado mucho y después de dos agotadoras horas y cuando la cara de la administradora es un puro a– o se ponen de acuerdo con la puta puerta del parking o juro que me tiro al Llobregat esta noche, entonces alguien pregunta: ¿al final, qué hay?

Hay otras más divertidas. Esa noche en que me hago el empático con una estupenda estudiante de veterinaria que advierte en mi entusiasmo una incontestable erección. No triunfo, como el lector podrá imaginar.

Podemos hablar mucho pero solemos quedarnos con lo que decimos y no siempre prestamos suficiente atención a lo que el otro entiende.

Los populismos políticos, ahora emergentes, con discursos dirigidos a crear emociones han sabido entenderlo. Los clubes de fútbol también saben apelar a las emociones y se centran en lo que va a captar su siempre fiel audiencia. Ya decía Lakoff que había que movilizar a los tuyos y no a los que nunca te van a votar, y hacerlo con mensajes que esos tuyos entiendan. No importa si lo que se dice es verdad, sólo importa crear la emoción, la estructura mental, el “marco”. Es conocido su ejemplo: no pienses en un elefante que automáticamente nos hace pensar en elefantes. Las paradojas son inherentes a los simpáticos humanos.

George_Lakoff

Cuando Nixon apareció en la televisión y dijo “no soy un chorizo” consiguió que inmediatamente todos los americanos le vieran como un chorizo y no como un inocente monje franciscano. Él mismo creó el marco “chorizo”. Tuvo que dimitir.

En cualquier comunicación hay ruido, como en el juego del teléfono en que uno le dice al oído una palabra que luego se pasa a otro jugador y al final la palabra “Contubernio” se convierte en una humilde “Chirimoya”. Pero el error más común es no escoger el camino más limpio: escoger el canal adecuado, el lenguaje (los signos) comunes y los marcos que el receptor quiere asumir.

¿Quieres que tu interlocutor compre tu discurso? Piensa en él y no en ti. No le hables de la tecnología del coche que le quieres vender, céntrate en lo que pretende conseguir con el nuevo coche y no le digas cómo, sólo intenta que se lo imagine él mismo. ¿Te gusta conducir? (BMW), ¿El secador más caro del mundo? (VW Golf Cabrio) o ¿Siempre quisiste ser el más rápido? (VW Golf GTI, sobre una imagen de un espermatozoide llegando el primero al óvulo) son ejemplos de cómo crear un marco, una emoción. Y sin decir una sola palabra sobre el coche.

La comunicación necesita de lo mismo que un pase en el fútbol: ya puedes poner el balón en el sitio perfecto que si el jugador que lo ha de recibir no golea, la jugada el balón se pierde.

En OneProduccions y OneAdMedia lo tenemos claro y hacemos nuestra la frase de Frank Luntz: ¿Lo importante no es lo que dices sino lo que se te entiende?. Ahí está la clave oculta.

#LookLikeOne! El nuevo spot de One Produccions: “No es lo mismo ver… que saber mirar…”

, , , , , ,

#LookLikeOne! es el hashtag y el título del nuevo video de presentación de OneProduccions. Una aclamación que fue escogida por votación entre nuestros seguidores en twitter de entre 3 diferentes que propusimos desde la productora. #LookLikeOne! fue un acierto vuestro porque nos permite cerrar el espot con la palabra ONE y porque refleja lo que queríamos transmitir. Gracias a quienes participasteis!

El motivo del vídeo partía de la premisa “No es lo mismo…”, dirigiendo la locución hasta nuestra declaración de principios: “No es lo mismo ver… que saber mirarar…”. Como dicen de la belleza, en nuestra profesión el éxito también suele estar… en los ojos del que mira…

Mientras el texto contrapone la importancia de los matices (pequeño/lejano, conocido/amigo, oír/escuchar), las imágenes juegan con situaciones cotidianas llevadas a otra dimensión.

En su esencia, #LookLikeOne! quiere transmitir optimismo y vitalidad, y para ello el realizador Sergi Garnica utiliza personajes distintos, singulares, extremos y cada uno en su propio entorno, aunque el mismo sea a la vez inesperado y reconocible

Sergi Garnica, realizador del spot One Produccions | Productora Audiovisual Barcelona

Sergi Garnica, realizador del spot One Produccions | Productora Audiovisual Barcelona

Son personajes que nos miran y que permiten que les miremos. Hombres y mujeres que nos enseñan sus virtudes pero también sus temores. Sus miedos por el paso del tiempo (boxeador o guitarrista), la distancia (oriental) el amor (adolescentes) o las contradicciones (bailarina)

Hemos retratado a personajes extremos pero reales, en sitios urbanos y auténticos. Aprovechando su propia luz y la magia que despiertan algunas localizaciones habituales de nuestras vidas.

Es una pieza coral que proclama el amor por la vida y todas sus formas de expresión. Historias que nos sirven como excusa para mostrar una estética; imágenes potentes, sugerentes y seductoras que reivindican una forma de hacer y mirar en el medio audiovisual.

Grabada en 2k, con un elenco de 13 actores y figurantes, 12 localizaciones y una música original compuesta por el compositor y diseñador de sonido Pau Marfà, #LookLikeOne! es la nueva presentación de OneProduccions para este año que acaba de empezar.

Equipo One Produccions | Productora Audiovisual Barcelona

Equipo One Produccions | Productora Audiovisual Barcelona

Porque no es lo mismo ver… que saber mirar… #LookLikeOne!

Google y el derecho al olvido

, , , , , , , ,

reu_20140717_204252639El derecho al olvido ya existía antes de la llegada de la era tecnológica, pero con la universalización de Internet, el concepto se ha extendido y resulta un tema cada vez más valorado por los usuarios. Con las redes sociales y el aumento del uso de dispositivos con conexión a la red, la privacidad se ha convertido en un debate cada vez más frecuente y que, en la mayoría de veces, entra en conflicto con otro derecho universal del ciudadano: la seguridad.

Desde el año 2014, en Europa, motores de búsqueda como Google están obligados a eliminar de sus listas de resultados aquellos enlaces que violen ciertos derechos de un ciudadano, siempre que éste lo pida. Cada petición es valorada individualmente por un comité Del Tribunal de Justicia de la Unión Europea y se acepta o se rechaza, según si los datos causan algún tipo de perjuicio para el individuo o no.

Por una parte, Google ha anunciado recientemente mejoras para aplicar el derecho al olvido digital en las búsquedas que se realicen a través del buscador desde Europa. Por otro lado, según datos actualizados en las últimas horas, se informa que el gigante de internet recibe 100.000 peticiones cada hora para que se eliminen ciertos enlaces por supuesta violación de derechos de autor, unas cifras increíblemente altas que, sin embargo, son gestionadas en cuestión de horas.

Más información: One Produccions | One Media