Entradas

¿Es momento de que la cámara frontal sea mejor que la trasera?

, , , , ,

La popularidad de las redes sociales y los selfies han provocado que los usuarios den mayor uso a la cámara frontal de sus dispositivos

Hoy en día tener una buena cámara fotográfica en el teléfono es algo habitual y que se da por hecho, pero no siempre fue así. Hace ya 17 años del primer teléfono móvil de uso popular con cámara fotográfica. Se trataba del J-SH04, de la compañía japonesa Sharp.

No fue hasta el año 2002 que los teléfonos con cámara frontal incorporada desembarcaron en Estados Unidos con el modelo SCP-5300 de la marca Sanyo, también nipona. Este modelo incorporaba herramientas como el flash y el balance de blancos, entre otras. Sin embargo, el que supuso un gran salto cualitativo fue el Nokia 7650, marcando un hito en la historia de la telefonía con una cámara de 0.3 megapixeles y una resolución de 640×480 VGA.

Tras tantos años de avances tecnológicos, la mayoría de los dispositivos móviles tienen no solo simples cámaras de fotos, sino unas capaces de capturar instantáneas de altísima calidad y vídeos de resolución 4K, pero el devenir de la tecnología no lo marcan solo las compañías, sino también los usuarios. Así, las redes sociales y el uso que los internautas han hecho de ellas han propiciado una drástica evolución de las cámaras frontales, que en algunos casos se utilizan más que sus vecinas de la parte posterior.

Instagram, la red que más rápido crece y que a día de hoy posee ya 700 millones de usuarios, es la más clara muestra de que las fotografías tomadas con ambas cámaras se encuentran casi a la par en volumen de publicaciones. Mientras unos aprovechan para sacarse selfies grupales en lugares emblemáticos o simplemente para mostrar su amistad y utilizan las cámaras frontales para la herramienta Stories, otros se benefician de la calidad de sus cámaras para capturar bellas instantáneas o los momentos más íntimos de sus vidas.

No queda claro que la cámara tenga que ser mejor que la posterior, pero sí que la tendencia de que sea de mayor calidad cambie por una igualdad entre ambas. Cierto que es que la pantalla del teléfono da menos espacio para instalar un objetivo de mayor capacidad, pero la tecnología ya nos ha sorprendido en multitud de ocasiones como para que lo vuelva a hacer una vez más.

Por ahora ya hay cámaras frontales de 8 megapíxeles con una apertura f/1.7, y en unos meses seguro que experimentamos multitud de mejoras en esta materia.

Cómo saber si la cámara de tu móvil es buena

, , ,

Si eres de los que se fija en la cámara por encima del resto de elementos a la hora de comprar un teléfono móvil, este artículo te interesa

Como veníamos contando en el artículo anteriordel blog, hoy en día la mayoría de los usuarios de telefonía móvil que gustan de hacer fotografías a nivel amateur para sus redes sociales o álbumes personales, hace mucho tiempo que dejaron de llevar encima una cámara compacta digital para cargar únicamente con su dispositivo móvil. Aún no han llegado a igualar las prestaciones de una cámara réflex digital, y es harto complicado que esto suceda, pero la tecnología avanza y las cámaras de nuestros teléfonos cada vez son más punteras.

A menudo tendemos a pensar que el número de megapíxeles es indicativo de la calidad en una cámara de fotos, pero nada más lejos de la realidad. Los megapíxeles son una unidad de tamaño. Cuantos más haya, más grande será la fotografía, pero si para que una fotografía se vea de manera correcta necesitamos aproximadamente 2 megapíxeles (1080p) como mínimo, para qué obcecarnos en que nuestra cámara tenga más de 20?

Sin embargo, la capacidad que tenga nuestro teléfono de recoger luz sé medirá las bondades de su cámara. Como regla básica, si un teléfono es capaz de capturar buenas imágenes nocturnas o con poca luz, su cámara será indudablemente buena. Aquí entran factores como la apertura focal. Cuanto más pequeño sea el valor del número «f/», mejor. Así, lo habitual en móviles de alta gama es que ronde los f/2.2 o f/2.0.

Otro factor a tener en cuenta es la velocidad de enfoque. Si nuestro móvil es rápido seremos capaces de capturar una instantánea sin echar el momento a perder. Asimismo, intenta que tu móvil tenga OIS (estabilización óptica de imagen) para evitar que las fotografías salgan movidas -a no ser que tengas el pulso de un cirujano-. Pero el súmmum de las cámaras para móviles es el modo profesional, aquel que nos permitirá guardar archivos en formato RAW (brutos y sin procesado), modificar el enfoque, variar la velocidad de exposición o el ISO.

Un monitor de 24 pulgadas portátil y plegable

, , , , , , ,

Si la tecnología se caracteriza por algún rasgo es por la velocidad en el desarrollo de nuevos dispositivos y aparatos, algo que favorece grandes cambios tecnológicos en periodos de tiempo muy cortos. Así, en apenas pocos años hemos pasado de tener teléfonos que servían para llamar desde cualquier sitio, a llevar siempre con nosotros auténticos mini-ordenadores que pueden ser utilizados para todo lo imaginable. La era de lo portable, pues, se identifica con pantallas de tamaño reducido que quepan en un bolsillo.

Sin embargo, una pantalla pequeña puede ser un inconveniente en algunas ocasiones y por esta razón nace SPUD (Spontaneous Pop-Up Display) de la empresa Arovia. Se trata de un monitor de 24 pulgadas y de alta resolución que se puede plegar para ser transportado a cualquier parte. Con un peso de 680 gramos, la pantalla está compuesta de un vinilo especial que aporta gran calidad de imagen.

El proceso de pliegue y despliegue resulta muy sencillo, lo que supone un valor añadido al invento. Además, con sólo conectar una tablet, smartphone o cualquier tipo de ordenador, ya sea de manera inalámbrica o a través de un puerto HDMI, la pantalla ya funcionará. Así pues, puede convertirse en una estupenda solución por ejemplo para profesionales del sector audiovisual que se desplacen constantemente para rodar en distintos puntos.

Más información: One Produccions | One Media

China contra el uso de móviles en el cine

, , , , , , ,

Desafortunadamente, lo raro hoy en día es ir al cine y pasarse toda la película sin mirar el móvil. Si tú eres de los que lo consigue sin problemas, seguro que habrás tenido algún acompañante que lo haya hecho alguna vez o, sino habrás visto a alguien en la sala consultando su pantalla. Esto es algo que puede resultar molesto para los otros espectadores, ya que provoca distracciones.

La buena noticia es que las salas de cine del país más poblado del planeta, China, trabajan para evitar que sus espectadores consulten su smartphone durante la proyección de un filme. De hecho, muchos cines y teatros de este país poseen inhibidores de frecuencia que impiden la recepción de llamadas y mensajes. A pesar de esta medida, los problemas persistían y los espectadores incluso utilizaban sus dispositivos para sacar fotos con flash o grabar vídeos.

Su solución final consiste en repartir un puntero láser a los distintos acomodadores de las salas para que, en caso de que algún espectador incumpla estas normas, éstos, situados en la parte trasera de las instalaciones, puedan señalar la pantalla iluminada par avisar al dueño que deje de utilizarla e incluso sirva para que se averüencen de lo que han hecho delante del resto de los espectadores de la sala.

Lo mejor es que la técnica es efectiva, ya que se han reducido los casos de uso inapropiado del teléfono móvil en cines y teatros del país.

Más información: One Produccions | One Media

La cámara para grabar tus mejores momentos

, , , , , , , ,

Seguro que alguna vez has hecho algo genial pero has lamentado que nadie lo hubiera visto ni que se hubiera grabado. Bajo esta premisa nace Kiba, una cámara inteligente que es capaz de grabar sólo los mejores momentos de tu día, rechazando el 90% de las imágenes que carecen de interés. Además de capturar instantes inolvidables, esta cámara también edita automáticamente las grabaciones, añadiendo pistas de audio, efectos o transiciones.

Todo esto se consigue gracias a un algoritmo patentado propio que clasifica los momentos clave, grabando hasta los 20 segundos más importantes. Kiba se puede programar en un horario concreto y también tiene un modo que responde a ciertos comandos de voz. Su batería de larga duración asegura una experiencia sin preocupaciones y sin necesidad de usar las manos, lo que hace que no se pierda ni un instante.

Desde la aplicación móvil gratuita, disponible tanto para Android como para iOS, se puede controlar y programar la cámara, así como consultar grabaciones anteriores y enviarlas a través de redes sociales o correo electrónico, crear collages con diferentes vídeos, consultar la cantidad de espacio o el nivel de batería, entre otras características.

Más información: One Produccions | One Media