24 julio, 2014

Dormir en el aeropuerto.

Han llegado los meses de vacaciones por excelencia: julio y agosto. Para muchas personas las vacaciones son sinónimo de viaje. Salir del entorno cotidiano, conocer nuevas culturas o sencillamente descansar en climas distintos es una motivación suficiente para soportar estoicamente los largos meses de rutina laboral.

Pero no siempre los viajes salen como uno quisiera. ¿Quién no ha sufrido alguna vez un retraso de un vuelo, por ejemplo? Y si sólo es un retraso, pues bien, en cierto modo ya estamos resignados a ello, pero lo peor es si te toca pasar la noche entera en el aeropuerto.

Una encuesta interesante valora el grado de comfortabilidad de los aeropuertos en caso de tener que pernoctar ahí mismo. Al parecer, el que obtiene mejor puntuación es el de Singapur, que ofrece sillones reclinables, asientos acolchados y cuenta también con una piscina, un jacuzzi y un servicio 24 horas de spa y masajes.

Le siguen el de Seúl y el de Amsterdam, que contiene incluso un museo de obras de arte. En Múnich, por ejemplo, hallamos unas prácticas cabinas individuales que evitan tener que buscar un asiento decente. Con miles de pasajeros durmiendo en aeropuertos, saber que tienes a tu disposición unos puntos de confort resulta gratificante.

Más Info: One Produccions | One Media

ver comentarios
Comentarios (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

CAPTCHA ImageReload Image

  1. One Produccions dice:

    Se el primero en dejar un comentario.