6 febrero, 2015

El nuevo coche fantástico.

Toyota Prius 2010

Los coches modernos se están transformando en verdaderos centrales de datos móviles: conectados, inteligentes y llenos de sensores. Cuánto más conectados estén los coches, más información acerca de los conductores se obtendrán. Pueden grabar cualquier dato de un trayecto o del comportamiento del conductor: si habla por móvil, si utiliza alguna App… Y nos preguntamos de quien serán estos datos, cómo se utilizarán o si se podrán vender.

Esta especie de cajas negras de los coches que se instalan para las compañías aseguradoras y Apps relacionadas, pueden registrar cómo se acelera, si se toman las curvas demasiado cerradas o quien está conduciendo en ese mismo momento. Afortunadamente para muchos conductores, de momento estos datos no se personalizan y se usan para estadísticas y tendencias.

Según predice el director de negocio de vehículos conectados en Accenture, Marcello Tamietti, el coche se transformará en un centro móvil que se mueve dentro una red de transporte controlada desde la central. Uno podrá salir desde su casa en coche por la mañana, y éste tendrá la agenda lista con todos los contactos como si estuviera en la oficina. En el coche se podrán realizar las call o vídeo conferencias y se podrá acceder a todos los datos del ordenador del trabajo. El concepto que se puso tan de moda en los 90 conocido como “cocooning”, está cogiendo fuerza. Cocooning es la acción de replegarse un en casa o en su vehículo y realizar todo desde allí.

Y volviendo al tema del artículo, los nuevos coches fantásticos: ¿se están transformando en nuestros espías?

Más Info: One Produccions| One Media 

car1

 

ver comentarios
Comentarios (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

CAPTCHA ImageReload Image

  1. One Produccions dice:

    Se el primero en dejar un comentario.