27 noviembre, 2015

Cargar el móvil con el calor residual

1366_2000

Una de las quejas más repetidas en relación con los smartphones es su tiempo de uso. Aunque cada vez se están utilizando mejores materiales que amplían la duración y la vida útil de las baterías de estos dispositivos, es comprensible que tras varias horas de uso, especialmente utilizando ciertas aplicaciones, la batería se vaya consumiendo. Para solucionarlo, dos estudiantes de diseño del laboratorio de investigación Space 10 en Copenhague han encontrado una solución a la que han decidido llamar Heat Harvest.

El prototipo que han conseguido idear los dos jóvenes consiste en un generador termoeléctrico que, integrado en una mesa, es capaz de convertir el calor que desprende cualquier objeto caliente situado en su superficie (una taza con café, un plato de sopa, una tetera) en energía para cargar la batería del smartphone. Este prototipo también podría incorporarse a otros muebles domésticos para aprovechar el calor generado por otros aparatos, como la televisión o el ordenador.

Heat Harvest es, por lo tanto, una idea muy útil además de ser sostenible, ya que aprovecha una energía gratuita que de otra manera se pierde. Por otro lado, es interesante saber que el estudio Space 10 está operado por Ikea, por lo que cabe la posibilidad de encontrar este invento en las tiendas de la marca sueca en un futuro.

Más información: One Produccions | One Media

ver comentarios
Comentarios (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

CAPTCHA ImageReload Image

  1. One Produccions dice:

    Se el primero en dejar un comentario.